Los síntomas de un infarto ¿son iguales en una mujer que en un hombre?

Los síntomas del infarto en las mujeres son distintos a los de los hombres. Al ser más sutiles e inespecíficos, son menos reconocibles lo que hace que generalmente se enteren cuando el daño se encuentra avanzado. En lugar del clásico dolor de pecho o adormecimiento del brazo izquierdo, pueden manifestarse con dolor de abdomen, mandíbula o espalda, sensación de falta de aire, transpiración excesiva, náuseas y vómitos.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de morbilidad y mortalidad en la población general. Sin embargo, la mayor parte de las personas no saben cómo reconocer los signos de un infarto y desconocen que existen diferencias significativas entre hombres y mujeres, ya que no siempre manifiestan los mismos síntomas.

Numerosos estudios han demostrado que los hombres y las mujeres no siempre presentan los mismos síntomas ante un infarto. De hecho, se pueden distinguir algunos signos que se dan con mucha más frecuencia en las mujeres, lo que debe tenerse encuenta a la hora de prevenir y actuar ante un episodio cardiaco. Prediman Shah, director de la División de Cardiología del Cedars-Sinai Medical Center, ha elaborado una lista que permite distinguir los síntomas generales del infarto y los que se dan con más probabilidad en la población femenina.

Síntomas clásicos: dolor o presión en el pecho, falta de aliento, sudor, dolor que se extiende hacia el hombro, el cuello, el brazo o la mandíbula, sensación de ardor en indigestión con o sin náuseas y vómitos, mareo, vértigo repentino o breve pérdida de conciencia.

Síntomas más frecuentes en mujeres: indigestión o presión abdominal, mareos, náusea o vómitos, debilidad o fatiga sin motivo aparente, dolor en la articulación del hombro, molestias constantes en el pecho y sensación de muerte inminente.

Es importante reaccionar con rapidez ante los primeros síntomas, ya que la atención precoz es uno de los factores que más influye en un buen pronóstico. Tras llamar a los servicios de urgencia se pueden aplicar los primeros auxilios, que en caso de infarto incluyen hacer que el paciente mastique una aspirina y realizar maniobras de reanimación si deja de respirar.

Es importante reaccionar con rapidez ante los primeros síntomas, ya que la atención precoz es uno de los factores que más influye en un buen pronóstico.