Recomendaciones acerca de qué alimentos incorporar y cuáles evitar.

La gravedad del infarto agudo de miocardio exige cambios en el estilo de vida, tratamiento farmacológico y control médico para que no se repita. Uno de los componentes esenciales es la dieta, que debe tener un fuerte contenido de verduras y frutas, sin colesterol y que aportan principios activos saludables para las arterias. Las carnes en cambio, no son cardiosaludables y deben limitarse.

Una dieta post infarto ayuda a mejorar el estado metabólico y a alcanzar y mantener un peso adecuado, como sintetiza la Revista Argentina de Cardiología en un artículo dirigido a pacientes.

Por su parte, la Fundación Española del Corazón (FEC) recomienda controlar la ingesta calórica para alcanzar un peso lo más cercano posible al ideal y evitar la obesidad, que es uno de los principales factores de riesgo cardiovascular.

“La estrategia dietética en pacientes coronarios con obesidad se basará en un plan de alimentación individualizado, hipocalórico, bajo en grasas, que tendrá como objetivo adecuar las calorías al gasto energético, que favorezca una pérdida de peso gradual y sostenible. La aportación de nutrientes debe ser equilibrada, rica en carbohidratos, suficiente en proteínas de alto valor biológico y baja en grasas saturadas”, sostiene un documento publicado por la fundación.

Cardiovida24 le acerca las recomendaciones de la dieta post infarto publicados por la FEC:

  • Las grasas totales no deben exceder el 30% del total de calorías. Es importante además, tener presente que conviene incrementar la ingesta de ácidos grasos insaturados y limitar la de ácidos grasos saturados y colesterol.
  • Los hidratos de carbono deben cubrir el 55% de las calorías totales, a través del consumo de frutas, verduras y cereales.
  • El 15 % restante debe estar cubierto por proteínas, que se encuentran en carnes, huevos, legumbres y lácteos.
  • Es recomendable que los pacientes que han sufrido un infarto se acostumbren a comer sin sal, y la reemplacen con otros condimentos como ajo, cebolla, tomillo, clavo de olor, pimienta y orégano.

Más información:
Scielo
Fundación del Corazón