Los altos niveles de colesterol se derivan en graves enfermedades degenerativas, que reducen la calidad de vida. Conoce los principales hábitos que intervienen en sus altos niveles

El colesterol es una grasa (también llamada lípido) que el cuerpo necesita para funcionar apropiadamente. Cuando el colesterol excede los límites saludables se aumenta considerablemente el riesgo de padecer enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Entre las principales causas del colesterol alto se encuentran llevar un mal estilo de vida, el sobrepeso, la obesidad, una alimentación rica en grasas y la falta de ejercicio. Los problemas de salud que se derivan de la hipercolesterolemia son la diabetes, la enfermedad renal, problemas en la tiroides, el sobrepeso, la obesidad, padecimientos ginecológicos, entre otros.

En muchas ocasiones a pesar de llevar un estilo de vida saludable, cuidar la alimentación, realizar actividad física y estar al pendiente de la calidad de los productos que consumimos, al realizar los estudios médicos de cajón se presentan irregularidades en el colesterol. Descubre los principales errores que puedes estar cometiendo sin saberlo y que intervienen directamente en esta condición:

  1. Alto consumo de lácteos
    Evita el consumo de lácteos enteros ya que se caracterizan por su contenido en grasas saturadas, factor dietético considerado como uno de los principales hábitos alimenticios que descontrolan los niveles de colesterol. Una buena recomendación es evitar condimentar tus platillos con nata, leche entera y quesos, limita su consumo a ocasiones especiales y opta por opciones que mejoren el funcionamiento digestivo y la flora intestinal, como es el caso del yogurt griego.
  2. Consumo de alimentos light
    Los productos light no son una alternativa saludable, normalmente se tiene la falsa creencia que son alimentos sin azúcares añadidas o grasas, sin embargo normalmente se caracterizan por contener únicamente un menor porcentaje en estos elementos y en su mayoría un alto contenido en conservadores, colorantes y aditivos.
  3. Tabaquismo
    El humo del cigarro hace que el llamado colesterol malo se adhiera a las paredes arteriales, es por ello un factor determinante en los altos niveles de colesterol, triglicéridos y la agregación plaquetaria. Las personas fumadoras sufren una pérdida considerable en la flexibilidad de las arterias, es por ello que una de las recomendaciones infalibles para las personas con colesterol alto es dejar de fumar.
  4. Vida sedentaria
    Llevar una vida sedentaria afecta muchas áreas de nuestra vida y es una de las principales causas del colesterol malo en la sangre, esto se debe a que los estados de inactividad del organismo reducen la capacidad del cuerpo para transformar las fuentes de grasa en energía, por lo tanto se reduce su retención.
  5. Consumo excesivo de alcohol
    Un alto consumo de alcohol se asocia con una menor esperanza de vida y es un factor determinante en los niveles de colesterol. Esto se debe a que sus toxinas se alojan en el organismo y afectan el funcionamiento del corazón, la salud arterial y el hígado. También el alcohol hace que los lípidos dañinos se acumulen en la arterias, afecta el funcionamiento celular y de los principales órganos como son el corazón, el hígado, la piel y los riñones.
  6. Altos niveles de estrés
    Un mal manejo de los estados de estrés derivados de presiones laborales o emocionales representa una de las causas potenciales que aumentan el riesgo de padecer altos niveles de colesterol y enfermedades cardiovasculares. Recordemos que el organismo físico se conecta de manera directa con las emociones, cuando nos sometemos a altos niveles de estrés se deriva en un aumento en la producción de lípidos que normalmente se alojan directamente en las arterias.

Fuente: La Opinión.