Cuáles realizar y qué cuidados hay que tener en cuenta.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que las enfermedades cardiovasculares (ECV) son la principal causa de muerte en todo el mundo. Cada año mueren más personas por ECV que por cualquier otra causa.

Se calcula que en el 2.012 murieron 17,5 millones de personas, lo cual representa un 31 por ciento de todas las muertes registradas en el mundo. De estas muertes, 7,4 millones se debieron a la cardiopatía coronaria, y 6,7 millones, a los accidentes cerebrovasculares.

Sociedades científicas y expertos nacionales e internacionales, acuerdan queexiste una relación directa entre el nivel de aptitud física y la reducción de riesgo en personas con hipertensión, a través de la práctica de ejercicios físicos programados moderados o intensos. La rigidez arterial es menor en aquellos que realizan ejercicio aeróbico regularmente, mejorando la tolerancia al ejercicio y la calidad de vida.

El Ministerio de Salud de la Nación, en su Guía de Aplicación de Actividad Física en el Adulto con Hipertensión, concluye que el objetivo es sumar al menos, 30 minutos diarios de actividad física moderada más dos sesiones semanales de fortalecimiento muscular.

 

¿Que son las actividades aeróbicas?

Comprenden ejercicios en los cuales el organismo utiliza el oxígeno en su metabolismo energético. Los beneficios comienzan a observarse a partir de la tercera semana de iniciado el plan.

Consejos para realizarlos:

  • Tipo:
    Caminar enérgicamente por 30 minutos.
    Andar en bicicleta 40 minutos.
    Bajar 2 o 3 pisos por escaleras, varias veces al día.
    Bailar 20 o 30 minutos.
    Nadar 30 minutos.
  • Intensidad: Moderada. Una aproximación del ejercicio moderado se obtiene con el 50 al 69 % de la frecuencia cardíaca máxima.
  • Frecuencia: Los ejercicios deberían realizarse al menos 3 días a la semana, que pueden ser aumentados progresivamente hasta llegar a realizarse la mayor parte de los días de la semana (esta recomendación está basada en el Manual Director de Actividad Física y Salud de la Republica Argentina).
  • Duración de la sesión: Iniciar de 5 a 10 minutos hasta llegar a 30 o más, de modo contínuo o acumulado a lo largo del día, en fracciones de 10 o 15 minutos.

¡Importante! Se sugiere que el ejercicio regular sea moderado ya que produce efectos beneficiosos similares a una actividad vigorosa, siendo además, más seguros, realizables y sostenibles.

 

¿Y los ejercicios de fortalecimiento?

Son aquellos que implican una sobrecarga muscular. La carga es la cantidad de resistencia. Usualmente es una tensión más elevada que aquella a la que se está acostumbrado, a fin de mejorar la condición física.

Si bien no se han demostrado beneficios específicos para reducir la hipertensión arterial como único método, suman beneficios al realizarlos en forma complementaria.

Consejos para realizarlos:

Tener en cuenta 4 componentes:

    •  Cargas bajas
    • Dinámicos con altas repeticiones: 12 a 15
    • Involucrar el mayor número de grupos musculares o alternar grupos musculares cada 48 horas
    • Realizar 2 a 4 circuitos de ejercicios con pausas completas entre ellos (3 minutos)

¡Importante!: Se desaconsejan deportes que impliquen un trabajo muscular isométrico (mantener una tensión muscular sin alargamiento ni acortamiento de las fibras) como ocurre por ejemplo en la lucha, boxeo, pesas, etc.

 

Prescripción del ejercicio en situaciones particulares de hipertensión:

  • Hipertrofia Ventricular Izquierda:
    Realizar un programa de ejercicio aeróbico que incluya caminar, correr, andar en bicicleta o nadar.
    Evaluar la conveniencia de asociar un circuito de resistencia con peso bajo y alto número de repeticiones.
    Se desaconsejan deportes que impliquen un trabajo muscular isométrico (lucha, boxeo, pesas).
  • Hipertensión no controlada:
    Evitar el ejercicio físico hasta lograr un buen manejo farmacológico de la presión. Luego del mismo, se podrá realizar actividad física aeróbica con restricción de los trabajos con alto componente estático.
  • Con daño de órgano blanco avanzado(por ejemplo: la vista, los riñones, el corazón, entre otros): no realizar actividad física hasta hacer un control cardiológico.

 

Todos deben realizar los siguientes exámenes anuales con el médico:

  • Examen físicoorientado al sistema cardiovascular y al estado ortopédico.
  • Ergometría: ante la coexistencia de varios factores de riesgo vasculares o práctica deportiva o ejercitación intensa, en varones de 45 o más años y en mujeres de 55 o más años.


Contraindicaciones
 (estas son momentáneas y referidas al período agudo de la enfermedad):

  • Enfermedades cardíacas o no cardíacas en fase aguda o inestable.
  • Hipertensión pulmonar severa con síntomas o descompensación durante el ejercicio.
  • Miocardiopatía hipertrófica obstructiva.
  • Valvulopatías severas no quirúrgicas.
  • HA sistólica de reposo superior a 180 mmHg o diastólica superior a 110 mmHg, o elevaciones reiteradas y severas de la presión arterial con el ejercicio de baja intensidad.
  • Arritmias graves no controladas.
  • Lesión significativa de tronco de coronaria izquierda no revascularizable.
  • Aneurisma ventricular izquierdo extenso.
  • Trastornos de conducción A – V que se agravan con el ejercicio.
  • Miocardiopatía coronaria con trombos murales.
  • Trombosis venosa profunda.

Y recordá siempre: “tenemos un cuerpo, y es el que nos va a acompañar durante toda la vida”, por eso, ¡cuidalo y ejercitalo!

 

Aclaración: El contenido de la nota es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista. No expresa la opinión de CardioVida24.