Muy similar a un infarto agudo de miocardio, pero con consecuencias menos graves.

Atención: cuando alguien afirma tener el “corazón roto” ante un fuerte impacto emocional, puede estar diciéndolo en sentido literal. En efecto, tanto factores emocionales como físicos pueden afectar seriamente a nivel cardíaco.

El “síndrome de corazón roto” o “takotsubo” es de hecho, una enfermedad del músculo cardíaco, que ante un gran estrés lo lleva a contraerse de forma anormal.

Si bien durante mucho tiempo se creyó que era una condición benigna, en la actualidad se la reconoce como una insuficiencia cardíaca aguda que debe tratarse. En Occidente se presenta en especial en mujeres post-menopáusicas.

Un estudio realizado con 1.750 pacientes de Europa y EE.UU., publicado en el New England Journal of Medicine, comparó a pacientes que padecían síndrome de corazón roto con otros que tenían síndrome coronario agudo. Mientras que la mortalidad se halló comparable en ambos grupos, los desórdenes neurológicos o psiquiátricos resultaron mayores entre quienes tenían síndrome de corazón roto.

En cuanto a las causas, la investigación demostró que, a diferencia de lo que se creía, los detonantes físicos, tales como hemorragias cerebrales o epilepsia, fueron más frecuentes que los emocionales, mientras que casi el treinta por ciento no tuvo ningún factor desencadenante evidente.

Diagnóstico erróneo

Según la American Heart Associationel síndrome de corazón roto puede ser diagnosticado erróneamente como un ataque cardíaco, dado que los síntomas y los resultados de los exámenes son similares”. De hecho, ante un síndrome de corazón roto “los análisis muestran importantes cambios en el ritmo cardíaco y sustancias en sangre que son típicas de un ataque cardíaco. Pero a diferencia de este evento, no hay evidencia de arterias cardíacas bloqueadas”.

Los signos más comunes incluyen dolor en el pecho y falta de aliento, inclusive cuando no hay antecedentes de problemas cardíacos. También puede manifestarse con alteraciones del ritmo cardíaco y shock cardiogénico(cuando el corazón no puede bombear la cantidad de sangre que el cuerpo necesita).

El riesgo es que este síndrome puede producir insuficiencia cardíaca severa a corto plazo. Pero la buena noticia es que usualmente se puede tratar. La mayoría de las personas que lo padecen logran recuperarse por completo en pocas semanas y tienen un bajo riesgo de que les vuelva a ocurrir, aunque en raros casos puede ser fatal”, afirma la entidad.

Qué significa Takatsubo

En el síndrome de corazón roto, mientras que una parte del corazón se agranda temporalmente y no bombea sangre en forma correcta, el resto funciona normalmente o inclusive, con contracciones más fuertes. El corazón adopta entonces una forma similar a una trampa para pulpos que es utilizada en Japón, con forma de jarrón acostado al que llaman “takatsubo”.

Causas y disparadores

Aunque la causa precisa del síndrome de corazón roto no se conoce, se cree que podría deberse a hormonas del estrés tales como la adrenalina.

A menudo, el síndrome es precedido por algún evento físico o emocional intenso, tal como los que enumera la Clínica Mayo de los EE.UU.:

  • Malas noticias, tales como enterarse de la muerte inesperada de un ser querido
  • Diagnóstico médico atemorizante
  • Violencia doméstica
  • Crisis financiera
  • Desastres naturales
  • Someterse a una cirugía mayor
  • Perder el trabajo
  • Divorcio
  • Estresores físicos, tales como ataque de asma, sufrir un accidente de auto o ver un partido clave del equipo favorito.

Si tuvo un impacto emocional fuerte, CardioVida24 le recuerda tener en cuenta estos posibles síntomas:

  • Falta de aire y sensación de ahogo
  • Dolor muy fuerte en el pecho, como una especie de quemazón
  • En las mujeres, también se puede presentar sudor frío y dolor en el brazo izquierdo, muy parecido a cuando se sufre un infarto de miocardio
  • Cansancio injustificado, dolor de mandíbula o de espalda

 

Más información:

The New England Journal of Medicine
American Heart Association
Mayo Clinic