Aprenda por qué una dieta rica en cereales integrales reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares.

El consumo habitual de cereales integrales se asocia a una mayor longevidad. Así lo demuestra un estudio realizado por la Harvard School of Public Health, publicado en la revista JAMA Internal Medicine que demuestra que comer diariamente, 1 porción de 28 gramos de cereales integrales (trigo, avena, cebada, centeno, arroz), reduce en un 5 por ciento la mortalidad total, y en un 9 por ciento la mortalidad por enfermedad cardiovascular (ECV).

Pero no sólo se deberían reemplazar las porciones de cereales refinados por integrales; los autores del estudio también estiman que el reemplazo de 1 porción de carne roja diaria por 1 de cereales integrales permitiría la reducción del 10 por ciento de la mortalidad total y del 20 por ciento de la mortalidad por ECV.

“Cuantos más cereales integrales consumamos, más estaremos disminuyendo el riesgo de mortalidad cardiovascular”, destaca la Dra. María Elisa Calle Purón, coordinadora del Comité Científico del Programa Alimentación y Salud de la Fundación Española de Cardiología (PASFEC) y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid.

El Dr.Qi Sun, participante del estudio, señaló que “leer las etiquetas nutricionales de los alimentos permite que los consumidores conozcan si el producto contiene granos integrales“, y agregó que aunque aún no se conoce la dosis exacta de consumo que sería beneficiosa, “la evidencia de nuestra investigación y de otros estudios sugiere que a más cantidad, mayor beneficio“.

Hay que tener en cuenta que éste se produce de manera igual tanto en hombres como en mujeres, e independientemente de la dieta, edad, índice de masa corporal o consumo de tabaco.

 

Por qué es importante incluir en la dieta los cereales integrales

  • No sufren el proceso de refinado que sufren los cereales refinadoscomo el arroz y el pan blanco.
    Por lo tanto, conservan todas sus partes: el germen, el endospermo y el salvado. Al refinar los granos para hacer harina procesada, los fabricantes normalmente apartan el salvado y el germen, dejando solamente el endospermo, rico en calorías.
  • El salvado, la cáscara que protege a la semilla del cereal, una fuente depura fibra, es lo queayuda a:
    – ralentizar la digestion y absorción de azúcares, previniendo sus aumentos peligrosos: reduce el riesgo de diabetes en la edad adulta, y en personas que ya son diabéticas, consumir productos hechos con harinas integrales les ayudará a evitar que les suban los niveles de glucosa y a reducir la demanda de insulina, debido a que los productos hechos con cereal entero tienen un buen índice glucémico, inferior al de los productos con harinas refinadas.
    – reducir la absorción del colesterol en la sangre, disminuyendo los niveles de colesterol total.
  • Contienen más vitaminas y mineralesque los refinados (vitamina E, magnesio y antioxidantes).
  • Brindan mayor sensación de saciedad, una característica clave para las personas que necesitan bajar de peso.

 

Mas información

JAMA internal Medicine