El 40% de los argentinos duerme poco y mal.

El insomnio es un trastorno del sueño que afecta a casi la mitad de la población mundial. Se puede manifestar como la dificultad para conciliarlo, mantenerlo o despertar sin poder volver a dormir. Según la Asociación Argentina de Medicina del Sueño (AAMS), al menos el 40% de los argentinos duerme poco y mal.

Pero, ¿existe alguna relación entre este trastorno y las enfermedades cardiovasculares?

Un estudio liderado por la Dra. Paola Lanfranchi de la Universidad de Montreal en Canadá, publicado en la revista Sleep, reveló cómo las personas que padecen insomnio crónico tienen mayores niveles de presión arterialdurante el sueño, lo que al impedir una adecuada relajación del corazón,puede aumentar el riesgo cardiovascular.

Pero nuevos estudios llevados a cabo por científicos noruegos de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Trondheim, publicados en la revista Circulation y el European Heart Journal, brindan datos más precisos al concluir que el insomnio podría aumentar el riesgo de padecer infarto agudo de miocardio e insuficiencia cardíaca. En el caso del primer estudio, las personas que tuvieron problemas para conciliar el sueño casi a diario, tenían un 45% más de riesgo de padecer un infarto; las que tuvieron problemas para permanecer dormidas casi todas las noches, un 30%; y las que se despertaban con la sensación de no haber descansado más de una vez a la semana, un 27% más de riesgo. Respecto del segundo estudio, el Dr. Lars Laugsand, líder del equipo que monitoreó desde 1997 hasta 2008 a más de 54.000 personas detectó “que las personas que afirmaban tener dificultades para conciliar y mantener el sueño y que además no se levantaban por la mañana descansados, tenían tres veces más posibilidades de desarrollar insuficiencia cardíaca”.

Aunque todavía se desconocen los mecanismos de asociación entre el insomnio y esta patología, se sospecha que el insomnio activa respuestas de estrés en el cuerpo, produciendo hormonas que hacen trabajar más al corazón, aumentan la presión arterial y el consumo de oxígeno por parte del músculo cardíaco, que pueden afectar negativamente al corazón.

CardioVida24 le acerca los consejos que ofrece el centro Somnos, dirigido por la Dra. Averbuch, Jefa de la Unidad de Medicina del Sueño del Instituto de Neurociencias, de la Universidad Favaloro, para dormir mejor:

  • Mantener horarios regulares para acostarse y levantarse
  • Dormir en un lugar tranquilo
  • Caminar, nadar o andar en bicicleta durante el día, ayuda a la relajación necesaria antes del sueño.
  • Hacer pequeñas pausas de unos diez minutos para respirar profundamente, meditar o realizar algún ejercicio de relajación o yoga durante el día.
  • Evitar la ingesta de café, té, mate, cacao, colas o cualquier sustancia estimulante del sistema nervioso central después de las 18hs.
  • Evitar la ingesta de alcohol, al menos 6 horas antes de acostarse.
  • Realizar baño de inmersión caliente antes de cenar.
  • Cenar liviano y a la misma hora, por lo menos dos horas antes de dormir.

 

Más información:
Fundación del Corazón
Journal Sleep
American Heart Association
European Heart Journal