Profesionales de la salud recomiendas los siguientes alimentos para prevenir enfermedades cardiovasculares.

 

Cada año 17,9 millones de personas mueren a causa de una enfermedad cardiovascular (ECV). De hecho, hoy en día, la ECV es la primera causa de muerte en todo el mundo y se estima que la cifra ascenderá a 23 millones en el año 2030.

Ante semejantes datos, la Fundación Española del Corazón no se cansa de repetir lo importante que es seguir una alimentación saludable y una dieta correcta –junto con el ejercicio– para mantener este músculo vital sano.

Además, en su página web detalla las dietas que –siempre bajo prescripción médica– pueden ayudarnos a combatir el sobrepeso, a bajar el colesterol o la tensión alta y nos recomienda los 10 alimentos que deberíamos tomar con frecuencia para prevenir las enfermedades cardiovasculares. Son los siguientes:

Nueces

Es un alimento ‘estelar’ para prevenir y cuidar problemas cardiovasculares gracias a sus altos niveles de ácidos grasos Omega-3, que protegen el corazón.

Brócoli

Ácido fólico, zinc, hierro, calcio, vitamina K, antioxidantes… Un alimento que ayuda a reducir el riesgo de accidentes vasculares.

Chocolate negro

Ayuda a restaurar la flexibilidad de las arterias y evita que los leucocitos se peguen a las paredes de los vasos sanguíneos.

Fresas

Contienen flavonoides, que contribuyen a dilatar las arterias, protegen el endotelio (la capa interior de los vasos sanguíneos) y controlan la tensión arterial.

Curry

La curcumina, un potente antioxidante presente en este condimento, reduce las probabilidades de sufrir insuficiencia cardíaca e hipertensión por sus propiedades antiinflamatorias.

Té verde

Una o dos tazas al día contribuyen a prevenir enfermedades cardiovasculares, ya que ayudan a disminuir los niveles altos de grasa en la sangre.

Aceite de oliva

La Fundación Española del Corazón reconoce que la ingesta diaria de aceite de oliva ayuda a proteger la salud cardiovascular gracias a su composición en ácidos grasos y por sus antioxidantes.

Salmón

Ayuda a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos e incrementa la fluidez de la sangre, al mejorarse la elasticidad de las paredes arteriales.

Vino tinto

El etanol y los polifenoles tienen efectos beneficiosos sobre las moléculas inflamatorias causantes de la ateroesclerosis.

Legumbres

Diferentes estudios avalan que sus proteínas de excelente calidad y su poca grasa favorecen unos saludables niveles de colesterol en sangre.