Aeróbicos, de fortalecimiento y para otorgar flexibilidad.

Para obtener un mayor provecho de la actividad física es necesario practicar tres tipos de ejercicios: cardiovasculares, de fortalecimiento y de flexibilidad. CardioVida24 le acerca una explicación de cada uno de ellos, publicadas por el Instituto del Corazón de Texas en Estados Unidos:

  1. Cardiovasculares
    Estos ejercicios, también llamados aeróbicos, incrementan el consumo de oxígeno, aceleran la respiración y aumentan la frecuencia cardíaca hasta un nivel donde aún es posible hablar. Lo ideal es realizar al menos 30 minutos diarios, aunque no es necesario hacerlos seguidos. Se pueden fragmentar por ejemplo, en 3 tandas de 10 minutos.
  2. Fortalecimiento
    Los ejercicios de fortalecimiento ayudan a fortalecer y desarrollar los músculos. Conviene realizarlos entre dos y tres veces por semana para alcanzar los mejores resultados, y elegir ejercicios que activen las piernas, los brazos, el pecho, la espalda y el abdomen. Es importante no contener la respiración durante los movimientos y realizarlos en forma lenta y controlada, asi como exhalar al levantar peso e inhalar al bajarlo.
  3. Flexibilidad
    Son ejercicios de estiramiento que mejoran la flexibilidad. Es recomendable realizar previamente un precalentamiento de 5 a 10 minutos. Hay que hacerlos lentamente, manteniendo la posición de 10 a 30 segundos y sin rebotar para no lesionar los músculos.

 

Más información:
Texas Heart Institute