La disminución del efecto cardioprotector de los estrógenos.

Según la Organización Mundial de la Salud OMS, las enfermedades cardiovasculares, a menudo consideradas un problema “masculino”, son la principal causa de muerte entre las mujeres. Los países del Cono Sur no escapan a esta estadística internacional, y en Argentina por ejemplo, las enfermedades del aparato circulatorio son también la causa número uno de muerte entre las mujeres, en particular a partir de los 45 años. Sin embargo, existe una arraigada suposición sobre la ausencia de riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares antes de la menopausia.

De acuerdo con un documento de la Fundación Favaloro“si bien es cierto que las mujeres menores de cincuenta años tienen una menor incidencia de este tipo de enfermedades, en comparación con los hombres de igual edad, la cantidad decasos ha ido progresivamente en aumento en las últimas décadas debido principalmente a la inclusión de la mujer en el mundo laboral y el consiguiente estrés. Los factores de riesgo aceleran la aparición de enfermedades del corazón. Además, como las mujeres no suelen considerar la posibilidad de padecer este tipo de enfermedades, llegan a la consulta médica cuando la enfermedad está más avanzada, por lo cual requieren tratamientos más complejos”.

Pero… ¿qué sucede durante la menopausia?

Los Institutos Nacionales de la Salud de Estados Unidos (NIH) también alertan sobre este riesgo, y explican que los cambios en los niveles de estrógeno pueden ser parte de la causa del incremento en el número de eventos cardiovasculares sufridos por las mujeres después de la menopausia. Otros factores que inciden son el aumento de peso, que es habitual en ese período, así como el incremento en los valores de la presión arterial.

Es en función de esta información, que ambas instituciones recomiendan realizar controles periódicos de los valores de glucemia, presión arterial y colesterol, como una buena manera de prevenir el riesgo cardíaco.

Mantenerse saludable después de la menopausia podría significar hacer algunos cambios en la manera que usted vive.

CardioVida24 le acerca una lista de consejos para mantenerse saludable después de la menopausia:

  • No fume. Si usted usa cualquier tipo de tabaco, pare—nunca es tarde para beneficiarse de dejar de fumar.
  • Mantenga una dieta saludable, baja en grasa, alta en fibra, con suficiente frutas, vegetales y alimentos integrales, así como todas las vitaminas y minerales importantes.
  • Asegúrese que obtiene suficiente calcio y vitamina D en su dieta o con suplementos vitamínicos/minerales.
  • Aprenda cuál es su peso ideal, y trate de mantener ese peso.
  • Haga ejercicios de resistencia al propio peso, como caminar, trotar o bailar, por lo menos tres veces cada semana para tener huesos saludables. Pero trate de estar físicamente activa de otras formas para su buena salud general.

CardioVida24 le recuerda que si usted es mujer, debe controlarse con más atención aún antes de la menopausia debido a los factores de riesgo que aceleran la aparición de problemas cardiovasculares.

 

Más información:
Fundación Favaloro
ABC
National Institutes of Health