Los factores de riesgo que pueden desencadenarla.

En una entrevista con CardioVida24, la Dra. María Teresa Carnuccio, de la Unidad Coronaria del Hospital Fernández de Buenos Aires, analiza un cuadro cardiovascular fatal e inesperado.

“La muerte súbita es la muerte natural de causa cardiovascular que se produce en forma inesperada y dentro de la primera hora del inicio de los síntomas. También hablamos de muerte súbita en los casos de la muerte que se produce durante el sueño”.

La especialista explica dos de las principales causas: la enfermedad coronaria, que produce la oclusión de una arteria, favoreciendo la aparición de arritmias fatales, y otro cuadro llamado miocardiopatía hipertrófica.

Asimismo, la muerte súbita puede ocurrir en personas que sufrieron un infarto dado que el estado de su corazón incrementa el riesgo de que se presenten este tipo de arritmias.

Otro desencadenante de la muerte súbita puede ser un aneurisma, que es la dilatación de una arteria. Puede estar asociado a la hipertensión, como sucede con los aneurismas de la aorta. Por esta razón, es tan importante el control cardiológico de las personas hipertensas, que son las más expuestas a sufrirlo.

El tabaquismo es otro factor de riesgo de muerte súbita. De acuerdo con un estudio publicado en una revista de la Asociación Americana del Corazónlas mujeres que fuman entre leve y moderadamente pueden ser significativamente más propensas a sufrir muerte súbita cardíaca que aquellas que no fuman.

Por esta razón, la Dra. Carnuccio recomienda dejar de fumar y aclara que“no alcanza con fumar menos”. También aconseja alejarse de los ambientes en donde se fuma, ya que el tabaco daña los vasos sanguíneos, acelera el ritmo cardíaco y colabora con la formación de placa dentro de las arterias”.

CardioVida24 le advierte que tanto el tabaquismo como la hipertensión son importantes factores de riesgo cardiovascular que pueden contribuir a una muerte súbita.

 

Más información:
Fundación del corazón
Clarín