La edad no es un obstáculo para realizar la actividad física necesaria.

Investigadores del Instituto del Envejecimiento de la Universidad de Florida estudiaron la asociación entre los niveles de actividad diaria de las personas mayores y las probabilidades de que sufran un ataque cardíaco o mueran de una enfermedad cardíaca en 10 años.

“Estamos interesados en observar, a lo largo del tiempo, cómo los niveles de actividad se relacionan con las tasas reales de eventos de enfermedades cardíacas coronarias”, dijo Thomas Buford, investigador principal del estudio, que incluyó a 1.170 personas de entre 70 y 89 años con algunas limitaciones en su movilidad, como dificultades para subir las escaleras o caminar a paso rápido.

Los participantes del estudio fueron controlados durante al menos una semana, mediante dispositivos que registraban sus movimientos a lo largo de un día normal.

“Por cada 25 o 30 minutos que una persona se mantenía sedentaria, el riesgo que se predecía de ataque cardíaco o muerte aumentaba en un 1%”, dijo Buford, y concluyó: “Creo que éste y otros estudios nos muestran que nunca es demasiado tarde para que las personas se beneficien de la actividad física”.

Además, “cuando las personas mayores permanecen activas, simplemente disfrutan más de la vida”, acordó el Dr. Gerald Fletcher, cardiólogo de la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida y vocero de la Asociación Americana del Corazón (AHA), en cuya revista fué publicado el estudio.

CardioVida24 le recuerda que si usted es una persona mayor, todavía está a tiempo de iniciar una actividad física para mejorar su salud cardiovascular.

 

Más información:
Medlineplus