Su acción antioxidante ayuda a prevenir problemas en los vasos sanguíneos.

El consumo de alimentos ricos en polifenoles, como lentejas, uvas, frambuesas, arándanos, frutos secos y particularmente las granadas, ayuda a prevenir la disfunción endotelial coronaria, que es una de las primeras manifestaciones de enfermedades vasculares, de acuerdo con un estudio publicado en la Revista Española de Cardiología (REC).
“El endotelio vascular recubre la cara interna de los vasos sanguíneos y del corazón, y es el encargado de liberar óxido nítrico, un potente vasodilatador y antiagregante plaquetario que proporciona diversas funciones vasoprotectoras”. La disfunción endotelial consiste en la interrupción de estas funciones y tiene graves consecuencias para la salud cardiovascular, ya que permite la acumulación de lípidos en las paredes de las arterias, que al estrecharse,aumenta el riesgo de sufrir un evento cardíaco.

Los polifenoles son antioxidantes naturales que contribuyen a bloquear la formación de radicales libres, sustancias químicas muy nocivas, responsables de un gran número de enfermedades como las cardiovasculares.

Incluir frutas con alto contenido de polifenoles como la granada, retrasa según estudios realizados, la aparición de disfunción endotelial, especialmente en quienes consumen una dieta rica en grasas y que, por lo tanto presentan hipercolesterolemia.

Para la Profesora Lina Badimon, vicepresidenta de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y directora del Centro de Investigación Cardiovascular (CSIC-ICCC) del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona, ingerirextracto de granada es beneficioso para las personas con mayor riesgo de enfermedad coronaria y niveles altos de colesterol, a raíz de su efecto cardioprotector. La particularidad de la granada se debe a que contiene punicalaginas, un tipo de polifenol distinto al que contienen el resto de las frutas, que al metabolizarse, produce unos metabolitos, a los que se adjudica el beneficio.

CardioVida24 le recuerda que los polifenoles, presentes en lentejas, frutos secos y las granadas en particular, ayudan al correcto funcionamiento del endotelio vascular, bloqueando los radicales libres que amenazan la salud cardiovascular.

 

Más información:
Sociedad Española de Cardiología
REC