Las mejores estrategias: quiénes y por qué deberían tenerlas en cuenta.

La mayoría de los eventos cardiovasculares podrían ser prevenidos con un estilo de vida saludable, apoyado en dos pilares fundamentales: buena alimentación y actividad física regular, de acuerdo con un documento publicado por el Instituto Cardiovascular de Buenos Aires (ICBA).

“Está demostrado que el cese del consumo de tabaco, la reducción de la sal en la dieta, el consumo de frutas y verduras, la actividad física regular y evitar el consumo de alcohol, reducen el riesgo de sufrir episodios cardiovasculares, que también se pueden prevenir, tratando la hipertensión, la diabetes y la hiperlipidemia”, aconseja la Dra. Cecilia ZeballosJefa del Centro de Rehabilitación Cardiovascular del ICBA.

Definir el riesgo cardiovascular es tarea del cardiólogo, por eso es fundamental su consulta para saber si una persona necesita iniciar un tratamiento y qué cambios en su estilo de vida deberán implementarse para prevenir posibles eventos cardiovasculares.

CardioVida24 le acerca la recomendación de la Dra. Zeballos acerca de qué personas deben realizarse un chequéo cardiológico:

  • Los hombres mayores de 35 años y las mujeres mayores de 45 años, tengan o no síntomas cardiovasculares.
  • Quienes recibieron un diagnóstico de hipertensión, diabetes, obesidad y/o hipercolesterolemia. También quienes fuman.
  • Aquellos con antecedentes familiares de enfermedad cardiovascular, es decir, si padres o hermanos sufrieron este cuadro o muerte súbita.
  • Quienes presentan dolor de pecho, falta de aire, soplos, palpitaciones o hinchazón de piernas.
  • Aquellos que quieren iniciar un programa de actividad física, especialmente si permanecieron inactivos durante un largo período.
  • Todas aquellas personas que hayan sufrido previamente problemas cardíacos o vasculares.

 

Más información:
ICBA