Cómo entrenarse para salir adelante tras un evento traumático.

La muerte de un hijo, una enfermedad crónica, la pérdida de todo por una inundación … Parecen situaciones “sin retorno” y sin embargo, muchas veces somos capaces de sobreponernos. Ese“poder” innato que tenemos es conocido como resiliencia.

“Resiliencia significa volver a saltar, saltar para arriba, rebotar”, define a CardioVida24 la Lic. Adriana Guraiebfull member de la Asociación Psicoanalítica Internacional (API) y miembro titular de la Asociación Psicoanalítica Argentina (APA)“En ingeniería civil se usa el concepto para describir la capacidad de una pieza de metal de doblarse bajo una carga, y de volver a su posición original cuando esta ya no actúa”, amplía.

¿La mejor noticia? La resiliencia no es genética y podemos “entrenarla”.

Cómo ser más resiliente

“Todos somos dueños, en mayor o menor grado, de una capacidad de resiliencia”, agrega Guraieb. Para potenciarla, hay ciertas cosas que podemos hacer:

  1. Mindfulnessy otras técnicas de relajación. Un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard, publicado en 2015 en la revista Plos One, señaló que técnicas como el mindfulness son efectivas para aumentar la resiliencia. Los investigadores hallaron que los asistentes a un curso para ejercitar la relajación recortaron casi a la mitad, su uso de los servicios de salud de un año a otro.
  2. Los vínculos sanos con familiares, amigos y otros, son vitales para construir resiliencia, según la Asociación Americana de Psicología (APA). Aceptar el apoyo y la ayuda de quienes se preocupan por nosotros fortalecerá nuestra capacidad de seguir adelante.
  3. Asistir a otros. Ser solidarios puede beneficiarnos.
  4. Hacer que cada día valga. Un consejo de la Clínica Mayo de EE.UU. es hacer todos los días algo que nos haga sentir “realizados”, que le otorgue sentido a nuestra existencia.
  5. Ponerse metas realistas. Y avanzar todos los días (al menos un poquito) hacia ese objetivo.
  6. Mirar más allá del evento. Es imposible ignorarlo, pero sí podemos cambiar la manera de interpretarlo. “Trate de mirar más allá del presente y de pensar cómo el futuro puede ser un poco mejor”, recomienda la APA.
  7. Aceptar que el cambio es parte de la vida. “Un psiquismo capaz de resiliencia debe ser particularmente flexible, con capacidad de adaptación activa, batalladora, opuesta al sometimiento”, describe a CardioVida24 la Dra. Lía Ricón, médica psiquiatra, miembro de la Asociación Psicoanalítica Argentina y profesora de la Universidad de Buenos Aires.
  8. Aprender de la experiencia. ¿Cómo lidiamos con las dificultades en el pasado? La Clínica Mayo aconseja recordar las habilidades y estrategias que nos ayudaron a atravesar tiempos malos, e incluso anotarlas en un diario personal.
  9. Ser proactivo. Hacer un plan y actuar, y saber que la situación puede mejorar si trabajamos para que eso suceda.
  10. Confiar en uno mismo. Tener fe en nuestra habilidad para resolver problemas y en nuestros instintos.
  11. Prestar atención a las propias necesidades y sensaciones, participar de actividades y hobbies placenteroshacer ejercicio, dormir bien y comer sano, contribuirá a mantener nuestro cuerpo y mente en forma. Algo fundamental cuando requerimos fuerza para seguir viviendo.

Ricón concluye que la resiliencia es “esa capacidad de salir de un problema o de un laberinto, no por los caminos que nos llevaron a él, sino con un salto. Como cuando un náufrago salta al bote que viene a salvarlo. Poder dar el salto implica tener energía y esperanza en la posibilidad de éxito”.

Si está atravesando una situación crítica, CardioVida24 le sugiere consultar a un experto en salud mental para que lo ayude a desarrollar las mejores herramientas para sobrellevarla.

 

Más información:
Plos One Journal
Harvard Health Publications
Mayo Clinic
American Psychological Association