La grasa que se concentra en el abdomen podría ser más peligrosa que la obesidad generalizada.

La grasa abdominal elevada es un indicador de obesidad que está directamente relacionado con un incremento en el riesgo de adquirir enfermedades cardiovasculares y metabólicas, aún cuando el índice de masa corporal (IMC) se encuentre dentro de los valores normales. La información no es nueva: en los años 40, el Dr. Jean Vague ya lo había detectado.

 

Por qué la grasa abdominal puede ser peligrosa

La grasa corporal es imprescindible para el buen funcionamiento del organismo. Sin embargo, la grasa que envuelve a los órganos internos como el hígado, el pancreas y los riñones, la llamada “grasa visceral o abdominal”, es muy activa metabolicamente: libera ácidos grasos, agentes inflamatorios y hormonas que pueden conducir a un aumento de colesterol LDL (malo), triglicéridos, glucosa en sangre y presión arterial.

Un estudio presentado por la Mayo Clinic en el Congreso Anual de la European Society of Cardiology del 2.015, confirma que la grasa visceral es más peligrosa para la salud de lo que se creía, y asegura que las personas con un peso normal que concentran su masa grasa en la zona del abdomen, tienen mayor riesgo de muerte por causas cardiovasculares que aquellas que manifiestan una obesidad generalizada. Los “normobesos”, como se los denomina, tienen un riesgo de muerte cardiovascular significativamente más elevado que aquellos con IMC (índice de masa corporal) e ICC (índice cintura-cadera) normales.

 

¿Cuánto mide su cintura?

La circunferencia de cintura es la clave. Medirla implica medir la grasa visceral y así evaluar la posibilidad de sufrir complicaciones relacionadas con la obesidad, como enfermedades cardiovasculares y metabólicas.

La cintura se puede medir fácilmente con una cinta métrica de esta manera:

  • Parado con los pies juntos
  • Brazos a los lados y el abdomen relajado
  • Rodear el punto medio entre el borde inferior de la última costilla palpable y la parte superior de la cresta ilíaca (hueso de la cadera) sin presionar (según lo indica la OMS)
  • Tomar la medida al momento de exhalar el aire, luego de realizar una inspiración normal

El resultado se obtiene en centímetros. En términos generales, las circunferencias mayores a los 100 cm se consideran riesgosas.

Las Guías Clínicas para la Obesidad de los Institutos Nacionales de Salud de los EE.UU. (NIH) consideran los siguientes parámetros:

  • Riesgo alto para circunferencia de cinturamayor a 88 cm en mujeres
  • Riesgo alto para circunferencia de cinturamayor a 102 cm en hombres.

 

CardioVida24 le aconseja que, si sus valores se encuentran aumentados respecto de los parámetros señalados, acuda a su médico para que lo ayude a modificar sus hábitos. Considere que está a tiempo de prevenir enfermedades que compliquen su estdo de salud.

 

Más información:

American Heart Association
Harvard T.H. Chan School of Public Health
Fundación Española del Corazón