Los beneficios de saber elegir los alimentos con consciencia.

¡Buenas y salsas gente linda! En esta oportunidad les ofrezco adentrarnos en el camino de la alimentación sana y consciente, rompiendo todos los mitos sobre su implementación, sabores y beneficios.

Desde hace varios años que investigo diferentes corrientes alimentarias: veganas, vegetarianas, macrobiótica, ayurvédica, omnívora, carnívora, etc. Y al sacar lo bueno de cada una y dejar de lado lo malo, prefiero hablar de “alimentación consciente” y no de tantas etiquetas que no llevan a nada.

¿Qué es la alimentación consciente?

A mi entender, es un estilo de vida que elige los alimentos desde la consciencia, o sea desde la información. No es algo impuesto por la costumbre, la moda o la sociedad. Es una manera de consumir de un modo fácil y rápido diversos productos muy saludables (semillas, algas, brotes, fermentados, cereales, legumbres, vegetales, frutas, etc.) que no son difundidos masivamente, pero que resultan esenciales para lograr calidad de vida y mejorar la alimentación. Se trata de incorporar alimentos saludables yescuchar al cuerpo ya que de a poco uno comenzará a dejar de lado algunas opciones no saludables. La persona toma consciencia leyendo etiquetas, hablando con los productores, incorporando alimentos orgánicos y disfrutando de la vida.

Erróneamente, muchos creen que es un tipo de dieta para adelgazar, pero ese no es el objetivo sino la consecuencia ya que, inconscientemente, se disminuye la ingesta de productos industrializados y refinados.

¿Y la alimentación viva (raw food)?

Este tipo de alimentación consiste en el consumo de alimentos naturales, en lo posible orgánicos, sin aditivos artificiales ni conservantes y no expuestos a una temperatura superior a la producida por el sol, es decir, alrededor de los 40 a 45 ºC. Por ejemplo, fruta o verdura cruda, galletitas de semillas, ensaladas, lasañas raw y mucho más. Estas simples opcionesaportan energía directa del sol, activando procesos esenciales en el organismo, con grandes beneficios para la salud ya que no se destruyen sus enzimas, manteniendo todos los minerales, oligoelementos, vitaminas y antioxidantes. Algunos ejemplos de alimentos de este estilo de vida pueden ser: frutas, verduras, frutas desecadas, frutos secos, semillas y granos germinados, algas, setas, hierbas aromáticas, agua, entre otros. Losbeneficiosos antioxidantes de la gran mayoría de los alimentos crudos, ayudan a retrasar el envejecimiento y mejorar la calidad de vida.

¿Cuál es la alimentación ideal para el ser humano?

Más que indicar un tipo de alimentación, me gusta contar cómo es mi ingesta, para citarla como ejemplo y luego, cada uno decide por dónde quiere ir. Desde hace casi quince años que no consumo ningún tipo de carnes ni derivados; tampoco lácteos vacunos ni alimentos refinados pero sí ocasionalmente en algún evento. Según el Dr. Tatsuichiro Akuziki: “Desde el punto de vista fisiológico, la proteína animal fatiga los riñones y su putrefacción en el intestino produce residuos tóxicos que perjudican el corazón, las arterias y el sistema nervioso”. Por eso, al incorporar todos los días frutas, vegetales, semillas oleaginosas, algas y algún super alimento (spirulina, maca, harina de vino, goji, etc.), no sólo se evitan diferentes enfermedades (hipertensión, obesidad, enfermedades cardiovasculares, arterioesclerosis, diabetes, varios tipos de cáncer, etc.), sino también se mejora notablemente la calidad de vida.

Y recuerden que “somos lo que comemos, y lo que hacemos”.
¡Hasta la próxima!

 

Receta de Pablito

ensalada_quinoa

Ensalada de quínoa y vegetales al estilo oriental

Aporta: proteína, vitamina A, del complejo B (sobre todo B3 y ácido fólico) y C, hierro, potasio, sodio, zinc, selenio, magnesio, calcio, fósforo, fibra y carbohidratos.

Ingredientes (para 4 porciones)

2 pepinos o zucchinis
1/2 repollo colorado
1 pimiento colorado o verde
50 grs de perejil y/o salvia
1 taza de quínoa cocida
4 cdas de semillas de sésamo integral
1 cda de jengibre rallado
30 cc de salsa de soja orgánica
1 cdta de aceite de sésamo (opcional)
Pimienta, sal marina y aceite de oliva o coco: cantidad necesaria

Procedimiento

Limpiar los vegetales.
Cortar en rodajas finas los pepinos o zucchinis, picar el repollo colorado, los pimientos, perejil y/o salvia.
Tostar las semillas de sésamo en una sartén sin agregar aceite ni agua, durante 30 segundos (cuidado que no tienen que saltar). Luego molerlas levemente.
Poner en un frasco de vidrio el jengibre rallado, los 30 cc de salsa de soja, la cucharadita de aceite de sésamo y una pizquita de pimienta. Triplicar su volumen con aceite de oliva. Tapar el frasco y agitar enérgicamente para que se emulsione.

Armado de la ensalada:
Poner en un bol todos los vegetales con la quínoa cocida y las semillas molidas.
Mezclar bien y servir. Aderezar la ensalada con la vinagreta antes de consumir.