Consejos y recetas atractivas para darse gustos sin que lo note la balanza.

¡Qué lindo es tener tiempo para nosotros! Los fines de semana son ideales para dedicarlos a lo que no podemos hacer los días hábiles. Los momentos compartidos con la familia y los amigos son gratificantes, pero ¡cuidado! … te aconsejo que te adelantes a las tentaciones para no sufrir tropiezos.

Si estás satisfecho por haber cumplido correctamente tu plan nutricional, no te tomes libre todo el fin de semanaporque vas a frustrarte cuando te subas a la balanza. Alterar la organización de tu alimentación y dejar de lado la actividad física diaria, puede impedirte volver a la rutina semanal.

El desorden alimentario se convertirá en un desvío para apartarte de tu objetivo. Es probable que te invadan los pensamientos conformistas, que pierdas las ganas de continuar adelgazando, que seas vos mismo el mayor obstáculo para alcanzar tu meta, que sientas la necesidad de aferrarte a los deleites momentáneos, anteponiendo el placer que te producen las comidas inadecuadas a los resultados que podrías obtener si tuvieras control en tus ingestas. 

Esto no significa que no puedas elegir algún alimento de tu agrado y disfrutarlo. Podrás salirte de tu alimentación habitual, siempre que respetes las pautas para no excederte en la cantidad y la frecuencia de consumo de alimentos de alto aporte calórico y elevado contenido de grasas.

Cuando comas algún alimento que no esté dentro de tu plan nutricional, no te tortures pensando que vas a aumentar de peso. Si lo consumís con control, eso no sucederá. Tu alimentación no debe ser una penuria; tomala como un camino para lograr tu propósito.

Si en tu mente sólo está el afán de bajar, si no te permitís un escape momentáneo, con una inteligente elección de la cantidad y la frecuencia de acuerdo con tu evolución, llegará el momento en que te canses, pues no se puede renunciar por mucho tiempo a todo lo que a uno le agrada.

Como consecuencia de ello, vas a comer desenfrenadamente. Tus pensamientos estarán fijos en el deseo de consumir lo que no te conviene, y te harán apartar de tu meta de adelgazar en forma saludable y duradera. Por lo tanto, es útil que durante tu tratamiento o si lo estás haciendo solo, tengas algunos permisos.

Los fines de semana podrás consumir, de manera organizada y controlada, algún alimento que te agrade. Continuarás bajando de peso si tomás el plan nutricional como un proceso y no como una obligación.

A pesar de eso, siempre te voy a decir que los azúcares escondidos y los edulcorantes producen adicción, y si te tientan, no vas a poder controlar la cantidad. En esos casos, en primera instancia, sería interesante que los elimines.

 

Propuestas para el finde:

Sábado

Desayuno:

  • 1 vaso de leche o yogur firme descremados (la leche da mayor saciedad debido a que forma un coágulo duro en tu estómago; el yogur en cambio, es una leche predigerida).
  • 1 sandwich de pan árabe integral (sin tostar) con 1 feta de queso compacto magro.

Entrecomidas:

  • 1 huevo duro.
  • 15 pasas de uvas.

Almuerzo:

  • 1 milanesa de peceto tamaño mediano (cocinada sobre un lecho de cebolla, tomate y ají morrón; el objetivo es que absorba humedad y no se seque).
  • Vegetales crudos y/o cocidos al vapor (sobre todo crudos): 1 plato sopero.
  • 1 papa mediana (hervida y fría en la ensalada).

Postre:

  • 1 fruta, por ejemplo 1 taza de té de frutillas.

Merienda:

  • Leche chocolatada (1 vaso de leche descremada con 1 cucharada de cacao en polvo).
  • 1 alfajor de maicena (chico) o 2 galletas de arroz integral con queso y tomate (quedan como pizzitas).

Cena:

  • Vegetales crudos y/o cocidos al vapor (sobre todo crudos): 1 plato sopero.
  • 1 porción de pizza de espárragos o de otros vegetales como acelga, espinaca, zapallitos.

 Postre:

  • 1 fruta fresca.

Domingo

Desayuno:

  • 1 vaso de leche o yogur firme descremado.
  • 2 rebanadas de pan integral (sin tostar) con ricota.

Entrecomidas:

  • 1 banana no madura (mediana).
  • 10 almendras o 25 maníes grandes.

Almuerzo:

  • Pollo sin piel a la parrilla (pata y muslo por ejemplo, de pollo mediano).
  • Vegetales crudos y/o cocidos al vapor (sobre todo crudos): 1 plato sopero.
  • 1 choclo mediano.

Postre:

  • 1 taza de las de té, de cerezas u otra fruta.

Merienda:

  • Leche chocolatada (1 vaso de leche descremada con 1 cucharada de cacao en polvo).
  • 2 vainillas o 2 baybiscuits. Si lo dulce te tienta mucho, lo reemplazás por 2 rebanadas de pan sin tostar con queso untable o ricota descremada.

Cena:

  • Ensalada fría con fideos secos (farolitos, fetuccini, cocidos al dente): 1 plato chico, mezclados con 1 plato sopero de verduras como champiñones, cebolla, tomate, ají morrón, etc.

Postre:

  • Fruta fresca.

Condimentación: aceite (vegetales puros, como oliva, girasol, canola, etc.): 1 cucharadita de las de té por comida. Vinagre o aceto balsámico o jugo de limón a gusto. Evitar la sal y recurrir a los condimentos aromáticos.

Sería muy útil que utilices aderezos como el que aquí te presento, para que no te signifique poca cantidad de aceite, y tus ensaladas sean más sabrosas.

Aderezo de verduras:

Ingredientes:

Jugo de limón o vinagre de manzana: ½ taza de té
Tomate (al natural): ½ taza de té
Pimienta: cantidad necesaria
Cebolla picada: 1 cucharada de las de sopa
Ajo picado: 1
Agua: 1/2 taza de té

Preparación:

Incorporar todos los ingredientes en una licuadora y licuar. Colocar el aderezo en un recipiente con tapa hermética. Llevar a la heladera.
Separar una porción, tanto para los almuerzos como para las cenas, incluir el aceite indicado y revolver. De esa manera no te vas a pasar en la cantidad de aceite y tendrás más control del mismo.

Condimentos: todos, para realzar el sabor de las preparaciones: ají molido, ajo, albahaca, azafrán, canela, clavo de olor, cúrcuma, curry, hierbas aromáticas, laurel, mostaza, nuez moscada, orégano, pimienta, pimentón, vinagre.

 

Después de haber leído estas propuestas, puede ser que pienses que en lugar de bajar de peso o mantenerte, vas a aumentarlo. Sin embargo, pensá: ¿qué preparaciones y bebidas elegís los fines de semana?, ¿Qué cantidades consumís?

Si te permitís seguir estos ejemplos y si incluís el movimiento diario, seguramente vas a lograr un excelente resultado.

Nada de torturas en tu vida. Seguí un plan alimentario adecuado para vos, que puedas darte permisos controlados de vez en cuando, y paso a paso irás logrando un descenso de peso saludable y duradero.

Además, evitarás otras enfermedades que se asocian al exceso de peso y/o a la obesidad como: diabetes, hipertensión arterial, colesterol, triglicéridos elevados y otras patologías que se evitarían con una correcta selección de alimentos y bebidas, y formas de preparación.

No sólo basta con la alimentación. Buscá actividades recreativas que te permitan no estar quieto, distraerte y mejorar tu calidad de vida.

 

Aclaración: El contenido de la nota es responsabilidad del autor y refleja su punto de vista. No expresa la opinión de CardioVida24.